CONGREGACIÓN

CONGREGACIÓN

PADRE MOISÉS LIRA SERAFÍN

  

“Me siento con un corazón muy grande para encerrar a todo el mundo, es decir, quisiera remediar todo mal con una inmensa caridad”.

 

(Venerable Moisés Lira Serafín)

 

 

Con la aprobación de las “virtudes heroicas” por parte del Papa Francisco, el sacerdote Moisés Lira Serafín avanzó en su proceso de canonización, por lo que ahora se espera un milagro atribuido a su intercesión para que sea beatificado. Ante esta situación, las Misioneras de la Caridad de María Inmaculada, los Misioneros del Espíritu Santo y toda la Familia de la Cruz unen sus esfuerzos para dar a conocer la vida y obra del “Venerable” y motivar a los fieles a pedir su mediación ante Dios.

 

Las Misioneras de la Caridad de María Inmaculada (MCMI) recibieron el pasado Jueves Santo la noticia de que su fundador había sido declarado “Venerable”, una fecha muy significativa, ya que cada año, en ese día, el P. Moisés Lira renovaba su voto de abandono, y el Jueves Santo de 1934 fundó la congregación.

 

“Para nosotros es una gracia de Dios saber que nuestro fundador está a unos pasos de ser santo, y que hoy es reconocido por la Iglesia como un sacerdote ejemplar”, expresó la madre Petra Paláu Oviedo, superiora general de las MCMI.

 

“Esto nos impulsa a compartir con el mundo su vida y obra, porque nosotras queremos que sea un santo universal, no sólo para nuestra congregación o para México, sino que Moisés Lira y el dinamismo que suscita en los corazones, sea conocido a nivel mundial”.

 

Con este propósito, las religiosas compartirán su alegría en los templos, centros de espiritualidad y comunidades, motivando a los fieles a pedir la intercesión del Venerable para que, si es voluntad del Señor, pronto sea declarado beato.

 

Por lo pronto planean realizar tres magnas celebraciones en la Arquidiócesis de México, donde el P. Moisés Lira fundó su obra y se inició la causa de canonización en el año 2000; en la Arquidiócesis de Puebla, donde nació, y en la Arquidiócesis de San Luis Potosí, donde la congregación tiene una fuerte presencia.

 

Se trata de que la gente conozca a Moisés Lira Serafín, un sacerdote sencillo, humilde, obediente, íntegro, entregado por completo a Dios y al hombre, a la predicación, con un gran amor a la Eucaristía, y a la Santísima Virgen. Un sacerdote que vivió intensamente el espíritu de las Obras de la Cruz: amor, dolor, pureza y el espíritu de pequeñez de la Infancia Espiritual, lo que le valió ser llamado “Apóstol de la bondad”.

 

“En este momento en el que hay tanto protagonismo en el mundo, con sed de tener, de consumismo; en el que estamos perdiendo la parte sencilla, ordinaria de la vida, el ejemplo de Moisés Lira nos invita a experimentar a Dios como Padre de bondad y a vivir en sencillez porque, como él decía, ‘se necesita vivir muy pequeño para ser un gran santo’”, enfatizó la madre Paláu Oviedo.

 

 

La Congregación.

 

 La obra del padre Moisés Lira fue fruto de la dirección espiritual que ofrecía en la Parroquia de San Felipe de Jesús de la Ciudad de México, y de su gran pasión, que fue la caridad.

 

 

 

Comenzó con una humilde casita para personas necesitadas, la cual atendía junto con un grupo de personas de las que era director espiritual; poco a poco el apostolado de la caridad se fue organizando hasta que el 29 de marzo de 1934 fundó la Congregación de Misioneras de la Caridad de María Inmaculada, cuyo carisma es la Infancia Espiritual, que consiste en vivir como las hijas amadas de Dios.

 

 

Su apostolado es la salud, la educación y la misión, que ponen en práctica mediante la caridad en sanatorios, casas para adultos mayores, colegios, casas hogar para niñas abandonadas y en la pastoral parroquial.

 

 

Actualmente la congregación está integrada por 38 comunidades: 9 en  Guatemala, 1 en Chile, 2 en Estados Unidos, 4 en Kenia, y el resto en diferentes diócesis de nuestro país.

 

 

 

 

Moisés Lira Serafín.

 

 Nació en Tlatempa, municipio de Zacatlán, Puebla, el 16 de septiembre de 1893, y murió con “fama de santidad” en la Ciudad de México el 25 de junio de 1950. Estudió en el Seminario Palafoxiano de Puebla, y en 1912 ingresó a la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo como su primer novicio. Fue ordenado sacerdote el 14 de mayo de 1922. Sufrió parte de la persecución religiosa en México y emigró a Roma, donde vivió hasta 1928. A su regreso a México fundó su obra de caridad.

  

Consulta en www.siame.mx la oración para pedir la intercesión de Moisés Lira Serafín. Para comunicar testimonios por las gracias recibidas, favor de llamar a los teléfonos: 01(55)5547-3139, 01(55)5541-3199, o escribir al correo electrónico: apostoldelabondad@gmail.com